Crisis nerviosa: síntomas y tratamiento

crisis nerviosa

¬ŅQu√© es la crisis nerviosa?

El término crisis nerviosa (neurastenia) fue introducido en el siglo XIX por un neuropsiquiatra estadounidense, George Miller Beard, quien lo utilizó para indicar una condición generalizada caracterizada por fatiga crónica y discapacidad.

Hoy en día, en el lenguaje corriente, hablamos de " crisis nerviosa " para indicar un estado general de fatiga y debilidad física y mental que puede incluir una amplia variedad de síntomas como: fatiga excesiva después del esfuerzo mental y dificultad para concentrarse (con consiguiente reducción de la eficiencia tanto en el trabajo como en otras tareas de la vida diaria), debilidad física, fatiga crónica , dolor, dificultad para relajarse, mareos , extrasístole , dolor de cabeza , dificultad para dormir , capacidad reducida para sentir emociones agradables ( anhedonia ), estado de ánimo irritable (" nerviosismo ").

En la práctica, el término "crisis nerviosa" ha sido y sigue siendo ampliamente utilizado para referirse a un período difícil que causa síntomas atribuibles a estados depresivos y trastornos de ansiedad. En concreto, es una condición que surge de forma aguda, después de un período particularmente estresante. Esto puede causar estados mentales problemáticos "mixtos" que se remontan tanto a un trastorno del estado de ánimo como a un trastorno de ansiedad.

Los síntomas del ataque de nervios

El llamado " ataque de nervios " tiene de hecho muchos de los síntomas de los trastornos de ansiedad y depresión. La apatía , apatía, falta de energía, debilidad muscular, falta de alegría en la vida, tristeza y melancolía, son de hecho los síntomas típicos de la depresión. También puede suceder que alguien con depresión también tenga ataques de pánico, un trastorno de ansiedad o viceversa.

El llamado¬†colapso nervioso a¬†menudo se asocia con¬†somatizaciones¬†y¬†s√≠ntomas de estr√©s¬†.¬†A menudo, la sobrecarga de este √ļltimo puede ser la principal causa del estado de¬†crisis nerviosa¬†.

El papel del estrés excesivo

Pero, ¬Ņqu√© significa estar estresado?¬†¬ŅC√≥mo puede el estr√©s conducir a tal decadencia en una persona?

En los seres humanos, la inestabilidad emocional y situacional son las principales fuentes de estrés . Ejercen una influencia bloqueadora significativa sobre todos los modelos de adaptabilidad que, de esta forma, quedan aniquilados. Esto promueve que se acumule una gran cantidad de voltaje en el sistema. Cuando esta tensión es excesiva, la reacción de estrés puede volverse letal y selectiva. Si no está mediado por el eje hipotálamo-pituitario-adrenal (el sistema que interviene en el manejo de las reacciones de respuesta al estrés), puede conducir al agotamiento nervioso .

Cuando el cuerpo ya no puede responder a los factores estresantes y adaptarse, de hecho pueden aparecer síntomas muy similares a los  de la ansiedad y la depresión . Por ejemplo, inicialmente, puede haber una etapa de hiperexcitabilidad o debilidad, irritabilidad, hipersensibilidad y rendimiento funcional reducido. Posteriormente, pueden aparecer síntomas psicosomáticos , especialmente vegetativos, como signos marcados de fatiga y debilitamiento. Más adelante pueden aparecer más síntomas depresivos, como falta de placer, agotamiento, fatiga extrema y estado de ánimo deprimido.

Factores de mantenimiento

Si esta condici√≥n persiste en el tiempo, implica una evaluaci√≥n secundaria negativa por parte de la persona que se evaluar√° a s√≠ misma como d√©bil, incapaz de reaccionar y equivocada.¬†Estas consideraciones aumentan a√ļn m√°s los s√≠ntomas descritos anteriormente, lo que conduce a un¬†c√≠rculo vicioso autosostenido¬†.¬†Incluso el contexto ambiental y familiar puede influir en el sujeto en este momento de extrema dificultad.¬†Familiares, amigos, compa√Īeros, pueden acusar a su ser querido de no poder afrontar la vida.¬†De haber sido incapaz y no haber podido manejar el estr√©s, enojarse y criticarlo.¬†Esto a su vez se convierte en un factor estresante, agravando una condici√≥n psicof√≠sica ya comprometida.

Cómo lidiar con un ataque de nervios

¬ŅQu√© hacer entonces cuando esta situaci√≥n se haga realidad?¬†En primer lugar, aunque los eventos estresantes han sido la¬†causa de este "agotamiento"¬†, eliminar los factores estresantes no es suficiente para salir de ellos.¬†Es necesario partir de una primera modificaci√≥n sobre el comportamiento y de una acci√≥n sobre el cuerpo, para luego afrontar aspectos psicol√≥gicos y cognitivos m√°s complejos.

Modificaciones de comportamiento

De hecho, por lo general, para poder retomar lentamente el funcionamiento normal, es necesario comenzar con acciones simples y mínimas, que puedan favorecer la recuperación y contrarrestar la inercia de la depresión. Por ejemplo, el seguimiento de las actividades diarias . Te permite reconocer qué y cuántas actividades se realizan durante un día y así solo aumentar las actividades placenteras. Hacer espacio para usted mismo, hacer cosas que disfruta, ayuda a promover la liberación apática del estado de ánimo deprimido.

En segundo lugar, se ha reconocido que¬†la actividad f√≠sica constante¬†, preferiblemente al aire libre (como unos 20 minutos de caminata al d√≠a) promueve la liberaci√≥n de endorfinas reguladoras del estado de √°nimo.¬†Esto es esencial en momentos particularmente estresantes.¬†Adem√°s, si nuestra crisis nerviosa presenta una buena cantidad de ansiedad, es posible realizar¬†ejercicios de relajaci√≥n¬†y meditaciones que estimulen el sistema parasimp√°tico.¬†Este √ļltimo tiene un¬†efecto calmante¬†en nuestro organismo.¬†En particular,¬†t√©cnicas de meditaci√≥n de atenci√≥n plena.¬†pueden activar este sistema y favorecer el retorno a un nivel de activaci√≥n √≥ptimo.¬†Evidentemente, estas t√©cnicas deben aprenderse correctamente y practicarse a diario para que surtan efecto.¬†Como si se tratara de un ejercicio que primero debes aprender y luego ser capaz de dominarlo.

Intervenciones cognitivas

Cuando hay una reanudaci√≥n de las actividades propias y la estabilidad desde el punto de vista emocional y fisiol√≥gico, ser√≠a √ļtil comprender qu√© pensamientos llevaron al colapso nervioso y cu√°les mantienen la¬†carga de estr√©s.¬†¬†Es necesario reconocer los errores de razonamiento, los deberes, la auto-culpa y la hiper / hipresponsabilidad.¬†Esto ayuda a comprender las distorsiones cognitivas que favorecen el estado de √°nimo depresivo o los estados de ansiedad, para poder modificarlos.¬†Reconocer y dejar de¬†rumiar o cavilar, que son formas de pensar que primero mantienen el c√≠rculo vicioso, es fundamental deshacerse de √©l.¬†Sin embargo, para llevar a cabo este tipo de trabajos, es recomendable contactar con un psicoterapeuta cognitivo-conductual v√°lido.¬†De hecho, no siempre somos capaces de observar de forma aut√≥noma nuestros pensamientos o los procesos que implementamos a nivel cognitivo.

Resolución de problemas

Por √ļltimo, aprender un m√©todo estructurado de resoluci√≥n de problemas ayuda a reducir, en la medida de lo posible, los s√≠ntomas que se ven agravados por la presencia de problemas no resueltos.¬†De hecho, este m√©todo ayuda a comprender el v√≠nculo entre los s√≠ntomas y los problemas que afligen a la persona, ya que si los problemas se resuelven, los s√≠ntomas tambi√©n mejorar√°n.¬†Aquellos que han tenido una¬†crisis nerviosa se¬†sienten abrumados por los problemas, por lo que es necesario "dividir" los problemas m√°s grandes en subproblemas m√°s peque√Īos y manejables y encontrar soluciones alternativas para abordarlos.

Cu√°ndo buscar ayuda para superar una crisis nerviosa

Todos estos consejos son parcialmente aplicables de forma aut√≥noma, a trav√©s de herramientas de autoayuda, en funci√≥n del nivel de gravedad de los s√≠ntomas descritos anteriormente.¬†Sin embargo, siempre es recomendable contar con un¬†profesional experimentado¬†para aprender correctamente estas estrategias, orientarse sobre cu√°les son las m√°s √ļtiles para ese tipo de persona en particular y trabajar junto a quienes conocen el problema.¬†Utilizando una met√°fora, despu√©s de una operaci√≥n de rodilla, tendremos una recuperaci√≥n completa cuando nos siga en fisioterapia un profesional serio y competente.¬†Mucho mejor que arriesgarnos a hacer ejercicios de forma independiente que nos llevar√°n a tener a√ļn m√°s problemas en el futuro.

En cualquier caso, es por tanto necesario abordar el problema desde un punto de vista psicológico, evaluando cuidadosamente el diagnóstico y estructurando una intervención psicoterapéutica y, en su caso, psicofarmacológica , que tenga como objetivo restaurar las condiciones previas a la crisis nerviosa .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies porque queremos mejorar la experiencia de cada usuario en nuestra web! M√°s [+]